Boeing compra Wisk: De gigante aéreo a líder en la industria de los drones

 Boeing compra Wisk: De gigante aéreo a líder en la industria de los drones

El impresionante dron de Wisk, recién adquirido por Boeing, descansando en el aeródromo.

En una sorprendente transición estratégica, Boeing, el gigante de la aeronáutica, ha decidido diversificar sus intereses y apostar fuertemente por la tecnología de los drones. Por eso Boeing compra Wisk, un desarrollador líder en vehículos aéreos eléctricos de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL), demuestra esta apuesta claramente.

 

Wisk y su relación con Boeing

La relación entre Boeing y Wisk no es nueva. Durante casi media década, estas dos compañías han estado colaborando estrechamente en la creación de un innovador proyecto de eVTOL. La visión de Boeing y Wisk va más allá de un simple dron: están trabajando en el lanzamiento de un taxi aéreo sin piloto con capacidad para transportar hasta cuatro pasajeros.

 

La transición: De Kitty Hawk a Boeing

Originalmente, Wisk fue respaldada en sus inicios por Kitty Hawk, una empresa dedicada a la innovación aérea. Sin embargo, el año pasado, Kitty Hawk tomó la decisión de abandonar sus proyectos innovadores y dejar de operar gradualmente. Desde entonces, su papel en Wisk ha sido principalmente el de inversor. La venta de su participación en Wisk a Boeing se ve como un movimiento lógico y esperado.

 

Interior del dron de Wisk
El interior del dron de Wisk muestra asientos con cinturones de seguridad, listos para los futuros pasajeros

 

Boeing y su apuesta en la innovación aérea

La adquisición de Wisk por parte de Boeing refuerza su posición en la industria de los drones, llevándola más allá de su tradicional papel de apoyo financiero y técnico. El apoyo económico de Boeing no es algo nuevo para Wisk. A principios del año pasado, Boeing inyectó 450 millones de dólares, equivalente a aproximadamente 365 millones de euros, en Wisk para impulsar el desarrollo de su sexta generación de eVTOL.

 

Impacto de la adquisición en el sector de los drones

La entrada de un actor como Boeing en el sector de los drones seguramente afectará el panorama competitivo. Empresas como Joby, Archer y Volocopter, que también están trabajando en el desarrollo de eVTOL, deberán ajustar sus estrategias frente a este nuevo competidor.

 

Vista aérea desde dron en vuelo
Captura desde el dron en vuelo, con una ala visible y una vista panorámica del cielo.

 

Futuro de Wisk bajo la dirección de Boeing

Aunque Wisk ahora es una subsidiaria 100% de Boeing, no se esperan cambios radicales en sus operaciones a corto plazo. Brian Yutko, CEO de Wisk, destacó que seguirán trabajando «mano a mano» con Boeing en su proyecto de eVTOL. También aclaró que la adquisición por parte de Boeing no implica necesariamente la entrada de grandes cantidades de capital en el futuro previsible.

 

Conclusión

Esta adquisición subraya el creciente interés de las grandes empresas aeronáuticas en el sector de los drones y los vehículos aéreos no tripulados. Mientras que la mayoría de las empresas de eVTOL apuntan a lanzar sus servicios de taxi aéreo para 2025, Wisk, bajo la dirección de Boeing, parece estar tomando un camino más cauteloso, apuntando a completar el proceso de certificación en algún momento de esta década. Solo el tiempo dirá cómo esta adquisición influirá en la industria y en el avance de los drones como una forma innovadora de transporte aéreo.

    Sergio Belmonte

    Artículos relacionados

    Leave a Reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *